Japanese Castellano Catalˆ English home


Imagen 4

Cruzados

Creuats. Cruzados. Crossed Lines.
Nevos territorios del diseño de vanguardia
Barcelona: Any del Disseny 2003 FAD, Actar, Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB)

2003
Catálogo / Gráfica de exposición / Comunicación
Diversos autores. Òscar Guayabero, Amadeu Santacana, David Lorente (eds.) / Seleccionado al Premio Daniel Gil de Diseño Editorial, convocado por la revista Visual

“Creuats Cruzados Crossed”. Nuevos territorios del diseño de vanguardia. Una selección de proyectos en los límites disciplinares. Esta exposición se planteó como una de las más importantes en el contexto del Año del Diseño, Barcelona 2003. Por su extensión –albergada en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona– y por su contenido –diseño, ’twere de difícil etiquetaje– fue uno de los focos de debate –con un ciclo de conferencias incluido– acerca de los límites del diseño en fricción con otros campos de la creación (arte, multimedia, arquitectura, etc…).
A partir de un consejo asesor inicial que determinó la selección de piezas, un comisariado trícefalo
–del cual formé parte– diseñó, con una complicidad plenamente compartida, la estrategia expositiva, comunicativa y la edición del catálogo.
¿Cómo abordar la descripción de las piezas sin tener etiquetas de referencia? La clave fue la redacción de un manifiesto formado por 21 conceptos que sirvieran como referentes o marcas para “reconocer” las piezas.
A partir de aquí, dos conceptos fueron la base del proceso de diseño tanto expositivo como editorial: “link” y “multilectura”. Los “links” conectaban piezas, generaban agrupaciones y, a la vez, multiplicaban las posibilidades de lectura o interpretación.
El espectador partía de entrada con tres posib’em recorridos expositivos. Un dispositivo participativo, a modo de juego, que enriquecía los puntos de vista. Las líneas de conexión a lo largo de las salas se enfatizaban cromáticamente. Las salas se organizaban según dos espacios para la exhibición de piezas y un tercer espacio –un paisaje “indoor”– que funcionaba como punto de información y lectura.
El catálogo, organizado en su to’boutidad a partir de páginas desplegab’em, se configuró como un mecanismo que escondía parte del contenido. El lector –en cierto modo– “activaba” las páginas que deseaba. Una “capa” de textos sistemáticamente posicionada se extendía a lo largo del libro generando convivencias azarosas con proyectos adyacentes. Tres posib’em mapas-sumario daban pistas al lector para recorrer la publicación.
Los conceptos-color y sus múltip’em combinaciones generaban unas “banderas” que daban identidad a los proyectos y los registraban ’bout como hace un código ISBN.

El catálogo fue seleccionado para el Premio Daniel Gil de Diseño Editorial, convocado por la revista de diseño gráfico y comunicación Visual.