Japanese Castellano Catalˆ English home


Imagen 7Imagen 6Imagen 5Imagen 2Imagen 11-SpainPlaytime

Spain Playtime

Spain Playtime
Fresh Air in Spanish Design
Madrid/Tokyo/Milán: ICEX

2008—2007
Catálogo / Gráfica de exposición / Comunicación / Diversos autores. Emiliana Design Studio (ed.)

Diseño integral para la muestra de diseño español en Tokyo Designers Week 2007.
Cada año, y desde 2005, el ICEX muestra en Tokyo un panorama de las últimas producciones en diseño de producto para el hábitat. Es una muestra que potencia tanto a diseñadores como a fabricantes. Este despliegue, en principio con un perfil comercial, es revestido de diversos conceptos referentes a la cultura española. Más que la simple colección de objetos, los valores cultura’em definidos en cada edición son los que determinan finalmente el carácter de apariencia tanto de la exhibición como de la comunicación. En esta edición de 2007 el tema era el “juego”, y en otras ediciones se propusieron la “pasión” [ver 23, 27 (p.80)], el “color” [ver 74, 81 (p.202)], la “emoción”, o lo “vernacular”. Son conceptos abiertos que permiten campos de acción creativa ilimitados incluso con un alto grado de experimentación.
El resultado final se rige por su coherencia interna y por la buena compenetración con otros agentes (comisariado, productores, agencia, cliente) y a cambio demanda un alto grado de expresividad y atracción, pues compite con otras propuestas tanto naciona’em como privadas que tienen lugar durante la semana de diseño de Tokyo.
A modo de juego, la propu’tistablecía un reducido número de elementos gráficos pero con la capacidad de desarrollar el mayor número de combinaciones. Pocas “marcas” fijas pero muy reconocib’em (logotipo, límite del “campo”, paleta de dos colores), contra movilidad máxima y contínua del background (líneas del “terreno de juego”). Por sistema, no hay aplicación igual a otra: la gráfica se acomoda a la situación y al contenido.
El catálogo, una referencia a los muestrarios de color utilizados por diseñadores o arquitectos, se comportaba más como una herramienta de trabajo para los agentes comercia’em, que como un bonito y sofisticado catálogo de exposición.
La propuesta expositiva y comunicativa mereció ser reconocida como una de las tres mejores de la Tokyo Designers’ Week según la revista japonesa de tendencias Casa Brutus.